Diseñar palabras con datos

Cómo los datos informan nuestra escritura en Dropbox

Escribir es una forma de arte. Las palabras pueden hacernos reír, movernos hasta las lágrimas o inspirarnos a hacer grandes cosas.

Pero yo diría que también hay una ciencia para escribir. Los datos pueden informar las opciones de escritura y ayudarnos a pensar de manera más objetiva sobre lo que escribimos.

¿Qué está bien y qué está mal?

Como escritores de UX en Dropbox, nuestro objetivo es asegurarnos de que cada palabra que escribimos tenga sentido. Una palabra incorrecta puede romper la experiencia de un usuario. Una etiqueta de botón vaga o un término desconocido puede frustrar fácilmente a los usuarios.

Para asegurarnos de que estamos eligiendo las palabras correctas, utilizamos algunas técnicas diferentes para ayudarnos a tomar decisiones informadas sobre nuestra escritura.

1. Tendencias de Google

Supongamos que está tratando de decidir entre algunos términos diferentes y no está seguro de cuál es el mejor. Por ejemplo, ¿cuál de los siguientes debe usar en su producto?

  • Iniciar sesión
  • Acceder
  • Registrarse
  • Inscribirse

Una cosa que puedes probar es Google Trends. Simplemente ingrese todos estos términos, separados por comas. Google Trends compara la frecuencia con la que las personas buscan estos términos en Google. La búsqueda incluye automáticamente frases como "iniciar sesión en Facebook" o "no puedo iniciar sesión".

Entonces, ¿qué dice Google Trends?

Comparación de términos con Google Trends

Ta-da! Parece que "iniciar sesión" es el claro ganador aquí. Eso significa que es más probable que las personas usen "iniciar sesión" cuando se refieren a esta acción. Si desea que sus palabras coincidan con las expectativas del usuario, "iniciar sesión" es probablemente una opción más segura que las otras opciones.

En Dropbox, nos dimos cuenta de que estábamos usando diferentes términos para referirnos a nuestra función de "historial de versiones":

Sabíamos que queríamos solucionar estas inconsistencias, pero no estábamos seguros de qué término usar. ¿Debería ser "historial de versiones", "historial de archivos" o tal vez incluso "historial de revisiones"? Debíamos considerar varias cosas, pero utilizamos Google Trends como un punto de datos para ayudarnos a informarnos.

Google Trends nos mostró que las personas tenían más probabilidades de buscar "historial de versiones", y esa es una de las principales razones por las que ahora lo llamamos "historial de versiones" en todo nuestro producto.

2. Google Ngram Viewer

Ngram Viewer es similar a Google Trends, excepto que busca libros publicados, escaneados por Google. Puede usar estos datos para ver qué términos se usan más comúnmente en su idioma.

Dropbox lanzó recientemente una nueva herramienta de firma en nuestra aplicación iOS. En la pantalla donde dibuja su firma, la pantalla mostraba "Firme su firma" antes de que pudiéramos revisarla.

Sabíamos que "firmar su firma" sonaba divertido. Pero "suena divertido" no es una buena razón para cambiarlo. ¿Cómo podríamos convencer al equipo para que lo cambie?

Fue entonces cuando nos dirigimos a Ngram Viewer y comparamos "firma tu firma" con "firma tu nombre". Nos mostró que "firmar tu firma" realmente no se usó en absoluto. Cuando compartimos estos datos con el equipo, rápidamente los cambiaron a "Firme su nombre".

Comparación de términos con Ngram Viewer

3. Pruebas de legibilidad

A lo largo de los años, los expertos en idiomas han desarrollado una serie de pruebas de legibilidad que miden lo fácil que es comprender sus palabras.

Muchas de estas pruebas te dan un nivel de grado para tu escritura. Por ejemplo, una calificación de 8 significa que un estudiante de octavo grado típico en los EE. UU. Debería poder entender su escritura.

Ejecuté una de mis historias medianas (Cómo diseñar palabras) a través de una de estas pruebas. Esto es lo que me dijo:

Resultados de Readability-Score.com

Hay muchos datos interesantes que puede obtener desde aquí. Por ejemplo:

  • Escribí la historia a nivel de sexto grado.
  • Mi tono era neutral pero ligeramente positivo.
  • Promedié 10.7 palabras por oración. (En Dropbox, tratamos de mantener nuestras oraciones a 15 palabras o menos).

Si desea probar una de estas pruebas, a continuación hay algunas que puede probar. Algunas de estas pruebas incluso le dan ediciones sugeridas para que su escritura sea más legible.

  • Readability-Score.com
  • Editor de Hemingway
  • El verificador de legibilidad del escritor

4. Encuestas de investigación

¿Intenta averiguar cómo nombrar su nueva función? ¿O en qué valor apuntalar? En casos como estos, puede ayudar establecer una encuesta de investigación.

Muchas herramientas de encuesta le permiten elegir su público objetivo, para que pueda obtener fácilmente comentarios de usuarios potenciales.

Aquí hay algunos lugares donde puede configurar encuestas de investigación:

  • Pruebas de usuario
  • Mono encuesta
  • Encuestas para consumidores de Google

En el pasado, Dropbox realizó una encuesta para descubrir cuál era el mayor beneficio al usar nuestro producto. La mayoría de las personas mencionaron "acceso": la capacidad de acceder a sus archivos desde cualquier dispositivo. Como resultado, muchos de los mensajes que utilizamos en el rediseño de nuestra página de destino se centraron en el acceso.

5. Estudios de usuarios

Los estudios de usuarios son una excelente manera de obtener comentarios valiosos sobre su escritura. En un estudio de usuario típico, invitas a varias personas a leer tu texto o probar un producto, y luego les haces preguntas al respecto. Esto puede ser increíblemente útil para ver si su escritura tiene sentido o no.

Uno de nuestros investigadores recientemente realizó un estudio donde probamos un nuevo flujo. Hubo un paso que decía:

Seleccione "Eliminar copia local" para ahorrar espacio.

Les preguntamos a los participantes cuándo podrían usar esta función. La mayoría tuvo dificultades para comprender esta función y no pensó que fuera útil. Entonces cambiamos el orden de las palabras colocando el beneficio para el usuario al frente de la oración:

Ahorre espacio seleccionando "Eliminar copia local".

Esta vez, a los participantes les fue mucho más fácil decirnos cuándo usarían esta función. Y todo lo que realmente hicimos fue cambiar el orden de las palabras.

Esto muestra cómo la corazonada de un escritor puede convertirse en un experimento, y puede probarlo como cualquier otra decisión de diseño.

Escribe con tu corazón, edita con tu cabeza

Los datos pueden ser útiles cuando intenta hacer elecciones de escritura específicas. Pero eso no significa que debas escribir como una máquina.

A mi modo de ver, tu primer borrador siempre debe venir del corazón. Confia en tu instinto. Después de escribir sus ideas, es cuando puede recurrir a la investigación y los datos para refinar sus palabras.

Escribir es tanto un arte como una ciencia. Al escribir con el corazón y editar con la cabeza, puede crear algo que sea auténtico e informativo.

Los datos te dan confianza como escritor. Los datos son lo que hace que su escritura sea "correcta".

¿Quieres más del equipo de Dropbox Design? Siga nuestra publicación, Twitter y Dribbble. ¿Quieres hacer magia juntos? ¡Estamos contratando!

Muchas gracias a Brandon Land, Justin Tran, Neby Teklu, Chris Baty, Andrea Drugay, Roxy Aliaga, Kurt Varner, Galina Mishnyakova y todo el equipo de Dropbox Design.