5 reglas para elegir las palabras correctas en las etiquetas de los botones

Lo que dicen tus botones es tan importante como su aspecto. El uso de palabras incorrectas en las etiquetas de los botones causa confusión a los usuarios, más trabajo y tiempos de tarea más lentos. Si desea facilitar que los usuarios tomen medidas en su aplicación, debe elegir las palabras correctas en las etiquetas de sus botones.

Aquí hay cinco reglas para ayudarlo a elegir las palabras correctas para que sus botones sean accionables. Siga estas cinco reglas y sus usuarios no tendrán problemas para tomar la acción correcta en su aplicación cada vez que vean un botón.

Regla 1: usar verbos de acción

Las etiquetas de los botones deberían inspirar a los usuarios a actuar con verbos de acción. Cuando los usuarios leen un verbo de acción, saben lo que hará el botón. Pueden tomar medidas sin leer ningún texto de apoyo, como el diálogo de confirmación.

Compare eso con las etiquetas genéricas de botón "sí / no" que se usan a menudo en las pantallas de confirmación. Los usuarios tienen que leer el diálogo antes de que puedan tomar medidas. Si se saltan o leen mal el diálogo, presionarán el botón equivocado. Las etiquetas pasivas no solo hacen que sea más riesgoso tomar medidas, sino que obliga a los usuarios a hacer más trabajo.

Para ilustrar, el siguiente ejemplo bloquea el diálogo para que solo los botones sean visibles. Las etiquetas de botón con verbos de acción permiten a los usuarios realizar acciones, pero los botones que usan etiquetas "Sí / No" no lo hacen. Las etiquetas de los botones de verbos de acción son más eficientes en tareas.

Regla 2: use un dictado preciso

Cada verbo de acción que utilizas tiene una connotación específica. Si su dicción no es precisa, los usuarios pueden malinterpretar lo que hará el botón.

Por ejemplo, las palabras "eliminar" y "eliminar" son similares en significado, pero diferentes en connotación. "Eliminar" implica que el botón borrará el elemento del sistema. "Eliminar" implica que el botón separará el elemento de un grupo. El uso de estas palabras en el contexto incorrecto puede causar preocupación a los usuarios cuando presionan el botón.

En una lista de reproducción, la etiqueta "eliminar" hace que los usuarios piensen que perderán su canción. Esta dicción es incorrecta porque eso no es lo que sucede. La etiqueta "eliminar" es más precisa porque la acción elimina la canción de la lista de reproducción, pero no la destruye.

Regla 3: Usar lenguaje específico de tarea

Una etiqueta de botón vaga y genérica causa incertidumbre en los usuarios. No están seguros de qué hará el botón porque la etiqueta no especifica. Los usuarios necesitan saber el resultado de sus acciones, y solo el lenguaje específico de la tarea puede hacer esto.

Para ilustrar, la palabra "enviar" es un término técnico que puede usar para la mayoría de los botones. Pero eso haría que las etiquetas de los botones fueran vagas y genéricas. Cuando los usuarios lo leen, no está claro qué sucede porque la etiqueta no es específica de la tarea.

Por el contrario, la palabra "publicar" es específica de la publicación en línea. Como resultado, los usuarios tienen la impresión de que la aplicación publicará su opinión al público después de presionar el botón. La etiqueta de este botón es más clara y brinda a los usuarios la certeza de actuar.

Regla 4: Usa la Forma Imperativa Activa

Demasiadas palabras en la etiqueta de un botón hacen que los usuarios lean más. Cuando usa la forma imperativa en una voz activa, minimiza el número de palabras y hace que la etiqueta del botón sea más fácil de escanear.

La forma imperativa activa convierte las frases verbales en comandos. Este formulario le permite soltar el tema y los artículos innecesarios para obtener una etiqueta de botón más concisa. Todo lo que necesita incluir en la etiqueta de su botón es un verbo con un adverbio u objeto directo.

Los usuarios confían y entienden más los comandos en las etiquetas de los botones. Les da la certeza de que el botón realizará la acción prevista, lo que ayuda a la toma de decisiones.

Cuando use la forma imperativa activa, evite los términos de instrucción que le dicen a los usuarios cómo usar su dispositivo. Un error común es usar "haga clic aquí" en la etiqueta de un botón. Este término no solo hace que la etiqueta sea prolija, sino que también es redundante para el usuario. En su lugar, use verbos que sean únicos y describa la acción para incentivar a los usuarios a "hacer clic".

Regla 5: Usa mayúsculas al estilo de las oraciones

El estilo de mayúsculas de la etiqueta de su botón expresa su tono a los usuarios. El tono no es lo que estás diciendo sino cómo lo estás diciendo. Esta expresión crea una reacción emocional en los usuarios que los atrae o los repele.

Lo mejor es utilizar mayúsculas en forma de oración porque transmite un tono amigable que invita a los usuarios a presionar el botón. La mayoría de las lecturas realizadas por los usuarios son de oraciones, lo que significa que están más familiarizados con el caso de las oraciones. Cuando lo leen en sus botones, parece que alguien les está hablando con una voz natural.

En contraste, la capitalización de estilo de título tiene un tono más formal. Un tono formal se siente impersonal y hace que tus botones sean menos atractivos para presionar. Hace que los usuarios sientan que alguien les está hablando con voz apagada. El caso del título rompe el flujo de lectura natural y distrae a los usuarios del mensaje subyacente.

Un estilo en mayúsculas no es correcto porque transmite un tono fuerte. Los usuarios sienten que alguien les grita que presionen el botón. No solo eso, sino que también tiene una menor legibilidad debido a la falta de forma de las palabras. La falta de contraste de forma lo hace menos accesible para los usuarios con dislexia.

Un estilo en minúsculas transmite un tono informal y vago en una voz murmurante. Hace que los usuarios sientan que nadie pone atención o atención en el diseño. Los usuarios pueden sentir una falta de profesionalismo y no confiar en el botón.

Las acciones hablan tan alto como las palabras

El llamado a la acción habla tan alto como las palabras en la etiqueta del botón. Si elige las palabras incorrectas en las etiquetas de los botones, la llamada a la acción no importará.

Las cinco reglas garantizarán que tus botones tengan alguna acción. Los usuarios ya no tendrán incertidumbre o confusión cuando lean sus botones. En cambio, las etiquetas de los botones les darán claridad y motivación para tomar la acción correcta.

Publicado originalmente en https://uxmovement.com el 21 de mayo de 2019.